Teléfono

"Salud y Equilibrio ..."                Tfno. Contacto:   656 81 64 14            

Masaje Craneosacral

Masaje craneosacralLa sabiduría del cuerpo

“Piensa en ti mismo como si fueras una batería eléctrica. La electricidad parece tener la capacidad de distribuir y quemar el oxígeno, lo que nos da la vitalidad. Cuando puede desplazarse y jugar libremente por todo su sistema te sientes bien. Enciérrala en un lugar y se produce la congestión”. Doctor A.T.Still

Tanto los huesos del cráneo como el hueso sacro experimentan un movimiento muy sutil que asegura el flujo del líquido cefaloraquídeo desde el cráneo a lo largo de toda la espina dorsal bañando los nervios que salen de ella e inervan todos nuestros órganos. Aunque la mayoría de los países occidentales no reconocían este movimiento craneosacral, esta posibilidad no era nueva para otras culturas.

 

¿Qué es el líquido cerebroespinal?.- Es un fluido transparente producido en tejidos especializados. Estos tejidos filtran la sangre que llega al cerebro y añaden magnesio y cloro mientras retiran el calcio y el potasio. Este fluido tiene por lo tanto una composición diferente a la sangre y adaptada específicamente para mantener el delicado equilibrio de nuestro sistema nervioso central al que baña. Adicionalmente, su constante movimiento y reciclado limpia los productos de desecho del sistema nervioso central, sirve como amortiguador de golpes, y también amortigua los efectos que pudieran tener un aumento en las pulsaciones arteriales en el sistema nervioso central.

Influencia en salud.- Si tenemos en cuenta todas las funciones de este fluido cerebroespinal, podemos apreciar la importancia de favorecer su movimiento e intercambio adecuados. Cuando no fluye apropiadamente puede haber diferentes manifestaciones como depresión, dificultades digestivas, circulatorias, etc.

A lo largo de la vida podemos sufrir la influencia de causas tan variadas como lesiones físicas, traumas emocionales, una mala alimentación, la contaminación ambiental, stress profesional y factores genéticos y psicológicos.

El masaje craneosacral ayuda a reajustar estos efectos negativos ayudando al organismo a recuperar el equilibrio del que está dotado naturalmente y que ha perdido. Es por ello de aplicación terapéutica pero también preventiva pues impide que se desarrollen patologías que aún no se han manifestado.